Avisar de contenido inadecuado

Algo le pasa a un disco cuando se va...

{
}

Algo le pasa a un disco cuando se va...

... que cuando vuelve ya no es el mismo.

Esta no es la típica entrada de mi blog, esta no es mera información, no son datos, referencias, ayudas... Es una expresión sentimental de lo más profundo del ser.

Ser coleccionista de discos implica, al menos para mi, el prestar discos, difundirlos y sorprender a aquellos que reciben el regalo, al menos por un tiempo. Prestar un disco es transmitir una obra que fascina, encanta, alegra, que enamora. Discos prestados por amistad, por querer sorprender y ¡cuantos por amor! Transmitir una obra musical significa propagar el disco y su mensaje pero también tu personalidad, tu forma de ver y el espíritu que aparece en ti al escucharlo, un sentimiento profundo. Es un acontecimiento extraño que alcanza la magia cuando la persona que lo recibe llega a la misma sensación, porque de eso hablamos, de sensaciones.

Pero, ¿Qué queda de esa persona en el disco cuando este vuelve a su lugar? En lo material y para los más descuidados; una marca, una rayadura sin importancia, restos de café, tabaco, un "gracias" escrito en el menor tamaño posible en una zona recóndita e invisible. Sin embargo, en algunas ocasiones, los discos quedan marcados por algo intangible, restos inmateriales valiosísimos. El sentimiento que se queda atrapado en el disco, basado en el recuerdo de un instante, un momento, ese disco deja de ser tuyo, es compartido para siempre. Te pertenece, está en tu colección, pero una parte se quedó con la otra persona y escucharlo significa viajar a un determinado lugar y a un sentimiento, recordar quién lo tuvo en sus manos, su viaje por el mundo. Es la belleza del préstamo.

Esta entrada va dedicada a todos aquellos discos que presté y a las personas que los recibieron, que nunca serán olvidadas. Obras convertidas en evocaciones de alegres recuerdos y de dolorosos momentos.  La inspiración de esta reflexión fue  "()" de Sigur Ros y a quién se lo presté, que después de muchos años en el olvido intencionado volvió a sonar esta mañana provocando un torrente de recuerdos, más hermosos que tristes.

Podría haber estado mejor escrito pero no más sentido.

{
}
{
}

Comentarios Algo le pasa a un disco cuando se va...

cuanta razón =)
sallym00n sallym00n 10/08/2010 a las 21:58

Deja tu comentario Algo le pasa a un disco cuando se va...

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre